Monday, February 6th, 2023

¿Por qué vale la pena vivir junto al mar?

¿Por qué vale la pena vivir junto al mar? No es ningún secreto que vivir cerca del mar tiene muchas ventajas. Hermosas vistas desde las ventanas de la propiedad junto al mar, paisajes pintorescos, numerosas actividades de ocio. Sin embargo, ¿sabemos que también tiene beneficios para la salud? Los médicos y científicos están encontrando cada vez más razones por las que vivir cerca del mar es una buena idea tanto para la mente como para el cuerpo. Puede mejorar nuestra salud física y mental. ¿Vale la pena interesarse por inmuebles junto al mar en venta? 

Respiramos aire fresco

El aire expuesto al agua, especialmente al agua de mar, está lleno de iones negativos. Por lo tanto, el aire fresco ayuda al cuerpo a absorber mejor el oxígeno. También se sabe que mejora el estado de alerta y equilibra los niveles de serotonina, atribuidos al estado de ánimo y al estrés. Por eso ayuda cuando experimentamos algo difícil. El aire fresco es una opción saludable para la mente, el cuerpo y el alma.

Reforzamos nuestro sistema inmunológico

Una mejor relajación y niveles reducidos de estrés ayudan a fortalecer el sistema inmunológico. Gracias a ello, nos protege mejor de enfermedades, infecciones y otros problemas de salud. Los apartamentos junto al mar en venta son muy atractivos.

Dormimos mejor

El agua ayuda a relajar la mente y el cuerpo. El sonido del agua es de gran ayuda si queremos dormir tranquilos. Además, descansar junto al mar ayuda a deshacerse de los malos pensamientos y despejar la mente. Como resultado, dormimos mejor y más profundo. Un mejor sueño asegura un buen descanso y refrigerio cada mañana.

Aumentamos el número de glóbulos blancos

Se sabe que las plantas y los árboles, especialmente los que están cerca del agua, secretan sustancias químicas llamadas fitoncidas. Cuando respiramos, aumentamos el número de glóbulos blancos. Esto es especialmente beneficioso para combatir enfermedades e infecciones. De esta manera, fortalecemos naturalmente nuestro sistema inmunológico.

Experimentamos una mayor sensación de felicidad.

Nos relajamos mejor cuando está junto al agua. Los científicos han determinado que al mirar el agua y disfrutarla, aumenta el nivel de dopamina en el cerebro. El nivel de buenas hormonas también aumenta. Esto nos hace más relajados y, en general, más felices.

Nos relajamos

El agua puede ser terapéutica. Realizar actividades sencillas junto al mar puede ayudar a reducir el estrés y combatir los efectos negativos del estrés postraumático tras una situación difícil. Sobre todo si estamos luchando contra la ansiedad o la depresión, el agua puede ser de gran ayuda para superar problemas.

Prolongamos nuestras vidas

Vivir junto al mar y disfrutar del aire fresco puede prolongar nuestras vidas. Incluso una pequeña cantidad de tiempo libre y actividad física ligera (por ejemplo, caminar en la playa o recolectar conchas) puede aumentar la esperanza de vida.

Amplias actividades recreativas.

Las actividades agradables junto al mar son excelentes para la salud física y mental. Podemos pasar nuestro tiempo libre tomando el sol, surfeando, navegando, pescando, nadando o haciendo kayak. Esto nos hará más saludables y delgados.

  • witaminy-naturalne.pl/kategoria/witamina-A
  • wildmoose.pl/pozycjonowanie-stron-krakow/
  • miod24.com.pl/pl/c/Miod-Faceliowy/26
  • Conoceremos nuevos amigos

    Si pasamos mucho tiempo en casa, puede ser difícil encontrar amigos o incluso una pareja que tenga intereses similares a los nuestros. Sin embargo, con tantas actividades al aire libre disponibles junto al mar, podemos pasar más tiempo al aire libre y disfrutar de la vida. Gracias a esto, podemos conocer a grandes amigos que comparten nuestras aficiones. Incluso podemos conocer a alguien especial si aún no tenemos pareja. Vale la pena vivir junto al mar.

    El efecto curativo del sol.

    La deficiencia de vitamina D3 puede causar terribles problemas de salud como presión arterial alta, diabetes, enfermedades cardiovasculares, anemia, daño cerebral, depresión, infertilidad y cáncer. También pueden presentarse enfermedades reumatológicas como la artritis reumatoide, la enfermedad de Crohn y otras. Vivir junto al mar te permite proporcionar más vitamina D3 del sol, que puede protegernos de las peligrosas enfermedades modernas.

    Deliciosos mariscos

    Viviendo junto al mar, podemos comer deliciosos mariscos. Podemos ir a restaurantes que los sirvan. El pescado sabe mucho mejor aquí. También proporcionan más nutrientes que el pescado procesado y congelado antes de cocinarlo. Cuando vivimos junto al mar, puede comer pescado y marisco fresco en la ciudad o en casa.

    Tratamos enfermedades de la piel

    Nadar en agua de mar salada puede ser excelente si padece una afección de la piel como la psoriasis. El agua de mar está llena de nutrientes como cloruro, sodio, yodo, magnesio, azufre y potasio. Muchos tienen un efecto curativo en la piel. Los estudios han demostrado que la combinación de agua de mar y radiación UVB parece tener un efecto calmante sobre problemas de la piel como la psoriasis y la dermatitis atópica. Muchos pacientes notan menos síntomas cuando están en la playa. El azufre y el yodo contienen propiedades antisépticas que curan las lesiones de la piel.

    Nos protegemos de los problemas cardiovasculares

    El agua de mar es rica en minerales y es conocida por sus múltiples beneficios terapéuticos, especialmente para el corazón. Ayuda al corazón al reducir los niveles de colesterol, triglicéridos, aterosclerosis y malondialdehído. Al mismo tiempo, aumenta la equivalencia antioxidante del suero trolox. Reduce la formación de placa aterosclerótica en el revestimiento interno de las arterias.

    Inglés Alemán Polaco Francés